Arco del Reloj - Toro, Zamora

Se yergue sobre la antigua Puerta del Mercado, del primer recinto amurallado. Se trata de una torre de planta cuadrada, esbelta, de cantería caliza, barroca, de gran sobriedad, del siglo XVIII. Como algo anecdótico hay que resaltar la creencia, que se mueve entre la leyenda y la historia, de que su mortero se amasó con vino porque abundaba más que el agua en la ciudad.